Una historia de PwP: trayendo luz a donde vamos

Wednesday, October 18, 2017

En PepsiCo, todo lo que hacemos está guiado por los objetivos de nuestra agenda Desempeño con Propósito. Ya sea haciendo nuestros productos más saludables, como destacablemente hizo Brasil el año pasado; o reduciendo nuestra huella ambiental en el planeta, como a través de nuestro programa de reabastecimiento de agua; o empoderando a las personas en las comunidades en donde operamos.

Esta semana, queremos enfocarnos en el trabajo que hemos llevado a cabo en nuestro tercer pilar –las personas– a través del programa Litro de Luz.

En asociación con Litro de Luz, un movimiento popular que provee luz a personas sin acceso, o con acceso limitado, a electricidad; nuestra organización orgullosamente apoya el llevar luz a base de energía solar sustentable a comunidades vulnerables.

De 2006 – 2017, trabajamos con este proyecto en Colombia, Guatemala, Honduras, República Dominicana, México y Perú; también tenemos planes de hacerlo en Puerto Rico antes de finalizar el año. Hemos instalado 6,587 litros, beneficiando a un total de 34,516 personas.

Esta es una solución económica que ha permitido cientos de miles de instalaciones de luz a nivel global, mejorando la calidad de vida de innumerables familias. Imagina llevar luz para que los niños puedan estudiar después de que haya oscurecido, y mejorar la seguridad de mujeres y niñas. Esto es lo que la instalación de un simple litro de luz puede lograr.

A través de este programa también proveemos luz de una forma distinta. Litro de Luz entrena cooperativas de personas y mujeres para que armen sus propias luces y las comercialicen. Esta nueva fuente de ingresos también es importante para el desarrollo sustentable de las comunidades que participan en esta iniciativa.

Si te interesa leer más sobre los avances de PepsiCo en el cumplimiento de PwP, toma un momento para leer el Reporte de Sustentabilidad 2016 aquí.

Quédate al pendiente para más artículos interesantes sobre historias de éxito en Latinoamérica.

Sí Podemos SER SUSTENTABLES.